Afición, vamos a ganar este partido

Nos emociona recordarlo. Coger el balón por la banda y escuchar a un familiar gritar un “vamos”, unos primeros pasos en el fútbol como el de cualquier niño. Ay, ese fútbol. Y crecer con el rojiblanco por bandera. Escuchar un gol por la radio en el viejo Mirador, ese aroma a fútbol de otra época. Esperar rodeado de aficionados a las puertas del Mirador esos minutos a puerta cerrada contra el Hellín, y ese gol de Gallego días antes que nos daba el ascenso. La liga de Montes, siempre en el recuerdo, y aquel Nuevo Mirador a reventar ante el Athletic B para lograr el ansiado ascenso a Segunda. El calor en la hora de espera ante el Tropezón, en otra tarde mágica de comunión entre afición y jugadores. Los penaltis en Haro para jugar en Copa del Rey ante un “Champions”, la Real Sociedad de Griezmann. El desplazamiento en masa hasta Socuéllamos, que se dice pronto, para rematar otro ascenso unidos. Pero también los sinsabores, los descensos ante Valencia Mestalla o Caudal, la derrota en Ibiza o los penaltis en Astorga, el paso por la Primera Andaluza, los campos de tierra, pero siempre unidos bajo unos colores.

Y nos emociona ese cosquilleó inevitable cuando te estás acercando al estadio sabiendo que juega tu equipo. “Alegre, triste, humilde, altivo, furioso, valiente, fugitivo […]esto es amor, quién lo probó lo sabe” que diría Lope de Vega. Todo eso en 90 minutos, pocas cosas contienen tantas emociones, ¿quién puede entenderlo?

Y nos emociona saber que somos “especiales” para muchas cosas, pero sobre todo para remar en la misma dirección. Hemos estado juntos en las buenas y en las malas. Siempre que lo hemos necesitado, las piedras del viejo y nuevo Mirador han temblado con el empuje de nuestra afición. Y esta vez, cuando la salud es lo más importante, estoy seguro que seguiremos alentado con la misma fuerza.

Y nos emociona paladear cada momento que hemos construido juntos, momentos que quedarán para siempre en nuestras retinas. Por eso sabemos que este partido lo vamos a ganar de la misma manera que lo hemos hecho siempre: unidos por un mismo objetivo. Porque este partido lo jugamos todos desde nuestra casa.

Ahora el fútbol queda en un segundo plano. Esa pasión inexplicable que Valdano definió como “lo más importante de lo menos importante”. Su emoción se convierte en un anhelo que pronto recuperaremos, porque mañana, cuando ganemos este partido, volveremos a llenar nuestro estadio de cánticos y de rojo y blanco, nuestra segunda casa.

 

#QuedateEnCasa

Algeciras CF

mersin escort mersin escort canlı tv izle konya escort erotik film
bahis